Efectos Secundarios de las inyecciones de Botox

Como con cualquier otro medicamento, existen algunos efectos secundarios del Botox (toxina botulínica). La inyección administrada por el médico se utiliza para tratar las líneas de expresión y las arrugas. Sin embargo, como el botox sólo permanece en el organismo por un máximo de seis meses, los efectos secundarios asociados con la inyección disminuirán después de ese período de tiempo. Las personas que siguen recibiendo tratamiento de botox después de esos 6 meses, pueden seguir sufriendo los efectos secundarios.

Efectos Secundarios de las inyecciones de Botox

Efectos secundarios del botox

El efecto secundario más común asociado con el tratamiento con acido hialuronico son los moretones alrededor de la zona en la que se ha puesto la inyección. Entre otros efectos secundarios comunes destacan el dolor de cabeza, las infecciones respiratorias, la caída del párpado temporal, náuseas y síntomas parecidos a la gripe.

El botox funciona paralizando temporalmente los músculos en el sitio de la inyección. En raros casos, este efecto puede extenderse a otros músculos cerca de la zona prevista. Esto puede causar parálisis temporal de los músculos vecinos, que pueden llevar a la caída del párpado (si es cerca de la zona de los ojos) o parálisis facial. Este efecto secundario ocurre en menos del 1% de los pacientes que se tratan con Botox.

Otras reacciones adversas que pueden ser experimentadas por una minoría de pacientes de botox incluyen dolor en la cara, eritema (enrojecimiento de la piel) en el sitio de la inyección y la debilidad de los músculos faciales. En la mayoría de los casos, estas reacciones se disipan aproximadamente una semana después de la inyección.

Los efectos secundarios del botox también pueden ocurrir cuando el fármaco interacciona con otros medicamentos. Antes de recibir inyecciones de Botox, un posible paciente debe informar al médico sobre cualquier medicamento que esté tomando para evitar posibles riesgos.

Los medicamentos que pueden ser peligrosos provocando efectos secundarios si se mezclan con botox son:

Efectos Secundarios del botox
  • Los antibióticos utilizados para tratar infecciones
  • Los medicamentos utilizados para tratar problemas del ritmo cardiaco
  • Los medicamentos utilizados para tratar otras enfermedades específicas, como la miastenia gravis, esclerosis lateral amiotrófica o enfermedad de Alzheimer.

Otros medicamentos también pueden interactuar con la fórmula del botox y provocar efectos secundarios. Es aconsejable suspender el uso de un exceso de medicamentos sin receta antes y después del tratamiento con Botox e informar al cirujano plástico de cualquier uso de medicinas para prevenir riesgos. El farmacéutico también te puede dar información completa sobre todos los medicamentos que pueden interactuar negativamente con el Botox.

Ciertos grupos de personas están en mayor riesgo de experimentar los efectos secundarios del Botox. Estos grupos incluyen a las personas con infecciones preexistentes en el lugar de inyección y las personas con trastornos cardiovasculares o neuromuscular. Los cirujanos plásticos siempre deben ser conscientes de las condiciones pre-existentes antes de tratar al paciente con botox. También es crucial para el paciente que el médico esté informado de cualquier alergia que el paciente pueda tener a medicamentos que componen la fórmula del botox. Un médico con experiencia te ayudará a determinar si el botox es el tratamiento adecuado para ti.

Medicamentos que pueden interactuar con el botox