Botox (Toxina botulínica)

Botox es el revolucionario tratamiento antiaging que utilizan las estrellas de cine y televisión para mantenerse siempre joven. En esta web te ofrecemos todo lo que tienes que saber sobre la toxina botulínica (botox): para qué se utiliza, dónde se puede aplicar, las claves para escoger un médico adecuado y cómo evitar los efectos secundarios del botox.

Preguntas frecuentes sobre el botox

Descubre los beneficios de la toxina botulínica, sus diferentes usos, como puede ayudar a enfermos de incontinencia, espasticidad y cómo es uno de los mejores métodos para recuperar la voz, así como evitar la sudoración excesiva (hiperhidrosis).

Preguntas frecuentes sobre el botox

En nuestro apartado de preguntas frecuentes encontrarás todas las respuestas a las preguntas más realizadas por los usuarios sobre el botox: ¿qué es la toxina botulínica?, ¿es doloroso un tratamiento con botox? ¿Cuánto dura? ¿Es un tratamiento costoso? Despeja cualquier duda antes de realizarte un tratamiento con botox. Si tienes alguna duda concreta, seguramente la respuesta esté en esta sección. Si lo que quieres es una infromación más detallada, navega por los menús hasta encontrar el contenido que más te interese.

Precio tratamiento con botox

Si quieres saber el precio de un tratamiento con botox, esta es tu sección ¿cuánto cuesta cada inyección en la frente? ¿y en los labios y patas de gallo? Descúbrelo

Precio tratamiento con botox

Cuáles son los efectos secundarios del botox

El botox es una potente toxina, por lo que es necesario prestar especial atención cuando nos realizamos un trtamiento. Los efectos secundarios son escasos, pero puede haberlos, al igual que en cualquier tratamiento de belleza.

El efecto secundario más común es la aparición de hematomas y moratones, pero no deben preocuparte ya que éstos desaparecen con el paso de los días. Dependiendo del paciente, algunos también dicen sentir dolores de cabeza después de la aplicación de botox así como náuseas.

Entre los efectos secundarios menos comunes pero más incómodos, destacan las infecciones respitatorias. En todo caso, consulta con tu médico si crees que el botox te ha hecho alguna reacción extraña.